¿Cómo afecta a la familia?

¿Cómo afrontar este problema?

¿Cómo detectar si una persona es jugadora patológica?

Las familias de l@s ludópatas sufren  también de manera directa e intensa las consecuencias de esta enfermedad. Ocultarán la situación que están viviendo, lo pasarán mal, quieren pensar que es un mal pasajero. La destrucción a la que se puede llegar no es sólo económica, cosa que preocupa mucho sobre todo al principio, sino que se llega al dolor emocional, a la ruina afectiva y personal, y esto, de entrada, no se suele tener en muy en cuenta.

El estrés de no saber lo que pasa, las crisis permanentes, la ira, la frustración, la decepción, las constantes discusiones y el no entender, son algunos de los síntomas que van a aparecer al descubrirse que uno de los miembros de la familia es ludópata.

Los familiares tienen que saber lo que ocurre para poder afrontar el problema, ayudarse a sí misma y poder y saber ayudar a la persona afectada. Es muy importante dejar de lado la indiferencia o el reproche, actitudes muy normales en los primeros momentos, y ser capaces de reconocer que todos juntos, afectados y familiares serán capaces de superar el conflicto que les afecta.

Si es Vd. familiar o amigo de un jugador patológico:

A. Transmítale que se siente mal ante esta situación, sin atacarle, sin hacerle recriminaciones.

B.  Hágale saber que comprende que es una enfermedad y que está dispuesto a apoyarle y acompañarle en el tratamiento de la misma.

C. Póngase en contacto con la Asociación más cercana a su domicilio y concierte una cita para informarse debidamente.

SI CONTESTA AFIRMATIVAMENTE AL MENOS, A TRES DE LAS SIGUIENTES PREGUNTAS

¿Pasa con frecuencia mucho tiempo pensando en el juego?

¿Le sucede con frecuencia que acaba jugando más dinero del que pensaba jugar?

¿Con frecuencia dedica al juego más tiempo del que había pensado?

¿Nota que necesitaba jugar mucho más que al principio, para sentirse bien?

¿Ha tenido alguna vez síntomas de abstinencia?, es decir, ¿se ha sentido mal por no jugar, o por intentar disminuir la cantidad de tiempo o dinero?.

¿Ha intentado dejar de jugar, o jugar menos dinero y tiempo?

Si es SÍ, ¿lo consiguió realmente?

¿Ha dejado alguna vez de hacer algo importante como: ir a trabajar, ir a clase, faltar a una cita, o estar con su familia, por acudir a jugar?

¿Juega con tanta frecuencia como para dedicar menos tiempo a sus aficiones, familia o amigos?

¿Siguió jugando, a pesar de saber que aumentarían los problemas que estaba teniendo con otras personas, como los miembros de su familia, los amigos o su trabajo?

 CUANDO ESTOS SÍNTOMAS APAREZCAN Y NO PUEDAS CONTROLAR.... LLÁMANOS

   C/ Mayorazgo, 25 (despacho 18) 28915 - Leganés (Madrid) - Tel.: 91 680 60 48 - Fax: 91 680 15 59

© 2009    alejer.com  &  ayudaaldescontrol.com